sábado, 3 de marzo de 2012

EL DESPERTAR DE LA REVOLUCION

 Estoy con los ojos muy abiertos y con la perplejidad que da al quedarse petrificado ante tanto movimiento de este país que está siento zarandeado literalmente con todos los españolitos dentro. ¿De que hablo?  Recientemente hubo una manisfestación estudiantil, y como es normal (para preservar la democracia lo tratan como criminales) y eso que sus armas son bolis, libretas y libros, su única queja... Un poco de calefacción y enseñanza de calidad. Eso si, la policía cargó con toda la brutalidad como si de una época franquista se tratase, de una revuelta que pusiera en peligro el estado de derecho, por que que yo sepa la libre reunión pacifica y sin armas es un derecho fundamental, no sabia yo que si mañana me pongo a estudiar tengo que ir con cuidado no vaya a ser que me detengan y me abran la cabeza  por vulnerar el orden público de este país, por que según el gobierno dice que ha habido excesos... primero pega y luego comenta ¿y todo a que es debido? A lo famosos recortes...que hay que recortar... ¿más? ¿de donde? ¿de la carta magna?  Por que a este ritmo el país se va quedar solo lleno de parados y los poco trabajadores que quedamos vemos como nuestros derechos están siendo pisoteados ante un gobierno, carente de escrúpulos le da todo el poder a una patronal para quitar los derechos que tanto esfuerzo y tiempo nos ha costado conseguir, que de un plumazo se la ha cargado con la famosa  reforma laboral. Sinceramente esto parece una declaración de guerra del gobierno ante sus ciudadanos; Que recuerde el gobierno que el pueblo se está cansando de tanto desfalco, de tanto recortes que pagamos los ciudadanos de a pie, por que los recortes han de empezar de arriba a abajo no a la inversa.  Ya saben señores tomen la debida nota.. recorten su sueldo y aumente sus horas productivas como hacemos todos. Fuente de imagen






1 comentario:

mardilinda dijo...

Pues sí,amiga mía.Volvemos a tiempos pasados en los que se nos tapa la boca por hablar verdades pero resulta chocante que pocos sean los que llevan a la calle sus indignaciones.La sociedad está adormilada,acomodada y sin ganas de reaccionar ,pero claro...para eso nos han preparado no? Saludos.