domingo, 6 de noviembre de 2011

ME DERRITO...

Hoy traigo mis bolsillos pesados, llenos de preocupaciones ante tanto movimiento del globo terráqueo. No nos tenemos que ir al otro extremo del mundo para contemplarlo, lo tenemos aquí muy cerca, tanto como en la isla del Hierro. ¿Qué está pasando ante tanta avalancha de terremotos, inundaciones?. La tierra  está muy enferma y no nos damos cuenta. Los primeros que  lo han visto son los Unuit, popularmente llamados esquimales, que han tenido que modificar su manera de vivir por que el grosor de la nieve a bajado un 50 % y se habla que en el verano del 2050 en el  ártico no haya nieve. ¿Qué futuro les estamos dejando a generaciones venideras?. Me preocupa que por el afán de ganar dinero, por el poder o quizás por permanecer líderes en un ranking empresarial no nos demos cuenta de la gravedad de la situación. Las grandes multinacionales y los países tradicionalmente son muy industriales hacen caso omiso: no somos capaces de ponernos en una cosa tan seria como es salvar el planeta. Y yo me pregunto: ¿de verdad quieren a sus hijos y a sus nietos?. Por mucho dinero que ganen no van a poder cambiar el clima a su antojo, y sus descendientes y el resto de la humanidad somos los que consumimos el mismo aire y nos bañamos en el mismo mar. ¿O es que quizás la codicia les ha cegado tanto que en vez de representar a su país se representan a ellos mismos?.  ¿Por qué se nos pide a los ciudadanos que reciclemos?  Lo hacemos con buena voluntad pero, ¿sirve de algo cuando alguien se niega a cerrar sus chimeneas?. Sinceramente me gustaría que cambiara, que se produjera el milagro en la próxima cumbre medioambiental y por una vez toda la humanidad alcemos la voz al unísono para curar a este precioso planeta azul.  Fuente de imagen:


1 comentario:

Nicole Sagan dijo...

La verdad es que tienes toda la razón. Tengo miedo. ¿Recuerdas cuando empezamos a reciclar? Nadie nos tomó en serio...o debo decir que me tomó, y se enfadaban conmigo, hasta del Ayun, XD.
Y creo que las personas están paralizadas como si no ocurriera nada.
Hay un nivel de basura acumulada en la Tierra y fuera de ella que nos va a sobrepasar. Ains.
¿Y sabes qué? Que yo solo me acuerdo de Laika. Solo puedo acordarme de esa perrita inocente que está por el espacio muerta ya.
¿Por qué la ciencia es tan cruel para descubrir, por tanto afán, como tú dices?
Nos lo hemos buscado, hermana. Ahora lo que más me preocupa es pasar el mayor tiempo posible con las personas que quiero. Eso también me importaba antes. Es lo que más cuenta. Es lo único que cuenta.
Besos y abrazos.
YOooooooooooooooooooo. jejejejeje